Mamá ama a Jake

Una de las cosas que me hicieron ser Mamá posible fueron los distintos disfraces que le he hecho a Dana. Recuerdo cuando iba a cumplir tres años y quería toooda la fiesta de La casa de Mickey Mouse y obviamente vestirse de Minnie. Ningún disfraz me gustaba, no se parecían al vestido original de Minnie, y el único que encontré estaba exageradamente caro y no lo iba a comprar. Así que le prometí que lo haría. No olvidaré la expresión de felicidad que tuvo cuando se despertó el día de su cumple y vio su disfraz. Obviamente yo no había dormido toda la noche, todo era hecho a mano (porque yo haría mil cosas más con una máquina de coser...) y estaba encantada. En ese momento me dí cuenta de que para Mamá todo era posible. De no tener el mínimo conocimiento (y menos el gusto) de la costura, pasé a poder hacer cualquier cosa que a Dana se le ocurriera. 
Pues bien, para este Halloween, Dana decidió que quería disfrazarse de Jake, porque es muy fan de "Jake y los piratas del país de Nunca Jamás" de Disney Junior. Obviamente ese disfraz sólo lo encontraría en Disneylandia porque aquí no lo vi nunca. Pero como si esto no fuera suficiente, mi Guzmán le dijo. es fácil, podemos hacerlo...Y pensé: Sí, seguro, podemos hacerlo...Y hace unos días comenté que iba ir a buscar algunas cosas para el disfraz pero pospuse la salida y pensé, el viernes (mañana 28 de oct) voy.  Pero nunca imaginé que Dana diría ayer en la tarde: Mami, mañana tenemos que ir disfrazados a la escuela porque vamos a poner la ofrenda y los papás pueden ir a verla. 
Imaginen mi cara de tranquilidad. Sí, porque Dana aún está en la edad en la que "ayer" es cualquier día pasado, y "mañana" cualquier día futuro. Pensé: Seguramente será el lunes 31...Pero ante la insistencia de Dana de que "manaña" era literal, llamé a la escuela (sí lo sé, a veces me paso de Mamá Posible) y me confirmaron que mi tarde-noche sería una aventura de prisas, compras, cortes y diseños.
Basta decir que cada vez soy más rápida en estas cosas de los disfraces y que claro, amé a Jake por ser un pirata sobrio y sencillo. 
Les presento pues a mi pirata favorito (por si no lo conocen aún) y a mi mejor pirata...






Debo aclarar que mi Guzmán como buen ingeniero, se limitó a hacer la espada. 
Saludos...

Panquecitos chocolatosos

El fin de semana estuvo lleno de actividades. El sábado por la tarde hicimos unos panquecitos chocolatosos muy ricos. Nos acompañó Natalia, la amiga de Dana. Les quedaron muy bien y nos divertimos mucho. Les comparto esta receta, que a mí me la pasó un primo, porque no llevan huevo. Tampoco tienen leche.

250 g de chocolate amargo
3 tazas de harina
2 tazas de agua
2 tazas de azúcar 
1/2 taza de aceite
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de café
1 sobre de levadura

Derretir a baño maría el chocolate. Reservar.
Mezclar la harina con la levadura y agregar el agua (debe estar templada, no fría). Y agregar los demás ingredientes.
Incorporar el chocolate derretido.
Engrasar y enharinar un molde para panqués (o para pastel), y vaciar la mezcla.
Hornear por 30 minutos aproximadamente. 

En la receta no se indica la temperatura pero lo hemos hecho a 200°C. Y tardan 25 min. aproximadamente.
También les puedo decir que los dejen enfriar antes de desmoldar porque su consistencia es más suave que la de los pasteles normales.
Si les sobran pueden guardarlos en un recipiente tapado y al otro día estarán aún mejores...


Mamá premiada

Hace ya varios días, exactamente dos días después del nacimiento de Savi, una amiguita bloguera me concedió el premio Mentalidad. Deben saber que soy una gran admiradora de Claudia, mi amiga. Porque es genial con esto del decoupage y la onda vintage. Y además tiene 3 niñas, y un salón de belleza...bueno, lo que más admiro es su administración del tiempo!!! Porque le da tiempo de escribir en su blog, y hasta dejar comentarios en el mío.
Así que estoy muy agradecida por el premio.


Las preguntas que trae son:
1. Una canción que te emocione y la razón.
    Light my fire. The Doors. Es la canción que solíamos poner en la rockola mis amigos de la universidad y yo. Me gusta recordar esos días y a mis amigos, por el gran cariño que siempre me demostraron.
2. País donde te gustaría vivir y por qué.
    España. Por todo lo que hay, y porque siempre me ha causado mucha curiosidad.
3. Descríbete en 5 adjetivos.
    Burlona, sentida, delgada, directa y claro, alérgica.
4. Alguna vez alguien te contó acerca de tu futuro?
    Sí, por insistencia de mi hermana. Pero decidí no poner mucha atención y olvidé algunas cosas. Además iba demasiado incrédula.
5. Un objeto importante para tí.
    Una cartita que Dana me hizo. Me hace recordar quién soy, quién fui y todo lo que soy capaz de hacer.
6. Mi perfume preferido.
    No soy adicta a los perfumes. Pero tengo el Ange ou Demon. Givenchy. Me lo regaló mi hermana, entonces el aroma siempre me hace recordarla.
7. De dónde viene la suerte.
    Mi hermana me dijo alguna vez que la suerte no existe. Y le creí. Sigo creyendo eso.

Bueno, con el premio debes topar a 7 amigas más pero la verdad es que apenas tengo unas pocas por aquí. Así que romperé un poco las reglas. Esperaré a tener más amigas para poder pasarlo.

Saludos.

Mamá de dos

Por fin regresé a escribir. Después de 40 días de recuperación y desvelos, la verdad es que el poco tiempo libre que me dejaba Savi lo ocupaba para dormir y para el quehacer. Eso es ser mamá de dos.
Tengo ya a mi niña pequeña. Nació muy pequeñita, pesó apenas 2.400 kg y midió 48 cm, pero un mes después creció hasta 53.5 cm y subió a 3.350 kg, lo cual para cualquier mami, es mucho.
Nació bien y va creciendo bien. Para mí, bueno, fue la cesárea más dolorosa de mi vida (de las dos que he tenido ja ja), pero me consolaba verla junto a mí. Y me ayudó muchísimo la presencia de mi mamá y las atenciones de mi Guzmán.
No fue fácil, pero en este proceso ha estado mi hermana ayudándome sobretodo con Dana, y así hemos ido pasando los días.
Dana está feliz con la bebé, la quiere mucho y le encanta estar con ella. Eso también ayudó en el proceso.
Ser mamá de dos no es tan fácil, si me desvelaba ya no podía quedarme a descansar porque Dana tenía que ir a la escuela y por lo menos, ayudaba a mi Guzmán a peinarla. Las dos primeras semanas, pobre Dana, todos los días desayunó leche con cereal. Y el siguiente lunes, dije: Fin. Esto no puede seguir así. Me levanté y serví el almuerzo para todos y me senté medio sonámbula a desayunar, pero Dana me recompensó con una gran sonrisa.
Las mañanas siguen siendo una aventura. Porque a Savi le gusta despertar a la misma hora que Dana despierta y entre tantas cosas, mi Guzmán y yo sólo nos reímos de nuestros apuros.
Pero estamos felices y completos.
Les presento pues a Savi. Así nos quedó:

Savi. Tres horas de nacida.
 Me despido prometiendo escribir casi diario pues tengo mucho qué compartirles aún.