Sobre la concientización de las alergias alimentarias.

No me había dado el tiempo para escribir (yo muy mal eh?), podría poner muchos pretextos pero la verdad es que no me lo perdono jaja. 
Les quiero platicar un poco más sobre las alergias alimentarias, ya que esta es la Semana de Concientización de Alergias Alimentarias 2012. No lo hago desde términos médicos, porque no tengo esos conocimientos, yo estudié Ing. en electrónica, nada que ver. Lo hago desde mi calidad de alérgica.
Concientización es un término que se refiere a hacer conciencia de algo, de tener el conocimiento de lo que sucede, en este caso, a otras personas.
Quienes no son alérgicos, muchas veces no entienden lo que es una alergia, o lo que implica emocionalmente tener una.
Por esto, les dejo algunas cosillas para leer y reflexionar, para aprender un poco más...para hacer conciencia:

- Tengo una alergia alimentaria pero en algunos casos como el mío tampoco lo puedo TOCAR. No soy exagerada, de verdad me pongo mal.
- Tengo una alergia alimentaria y me gusta que me cuides, pero no que estés todo el tiempo recordándomelo.
- Tengo una alergia alimentaria y me molesta que cuando te lo cuente, respondas: Pues entonces ¿qué comes? ¡No puedes comer nada!, me gustaría que si de verdad te asombra, fueras más amable y con curiosidad me preguntaras ¿Cómo lo llevas? ¿Qué debes hacer? ¿Se te puede ayudar?
- Tengo una alergia alimentaria y mis papás lo saben, me aman y por eso a veces pueden parecer exagerados, entiéndelo: me cuidan.
- Tengo una alergia alimentaria por lo tanto, soy de los que van al médico continuamente, puedo enfermar seguido, por eso, cuando estoy bien suelo olvidar por momentos mi alergia, pero ahí está.
- Tengo una alergia alimentaria y no me gusta que se burlen de ella.
- Tengo una alergia alimentaria por eso debo leer etiquetas, incluso de no comestibles.
- Tengo una alergia alimentaria pero puedo jugar y reír.
- Tengo una alergia alimentaria pero eso no me impide amar. Y ser feliz.


Podría escribir muchos más. Porque vivo con mi alergia y ya convivimos felices :) pero cada niño va tomando de diferente forma la vida y cada uno va formando su propio criterio, de manera personal, puedo decir que sí me afectaban los comentarios incómodos sobre mi alergia pero mi mamá me enseñó a reírme también de ellos. Y por mi forma de ser, me volví un poco burlona y hasta cruel. Ese fue mi escudo para hacerle frente a lo que me dijeran.
Y me da mucho gusto de verdad cuando un niño supera su alergia. Pero sí creo firmemente que jamás se le deben dar falsas esperanzas a un niño sobre la cura de su alergia.


Que tengan un lindo fin de semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada